La razonable inexistencia de la Razón

Si acordamos en detestar la analogía mecanicista que reduce lo
orgánico a lo mecánico y al hablar de facultades mentales no
entendemos con ello estar refiriéndonos a dispositivos que ejercen
acciones y que se encuentran instalados en nuestras conciencias,
podemos pasar asimismo de largo frente a la idea de que poseemos algo
llamado razón, razón a modo de instrumento o dispositivo de
razonamiento. Incluso podemos llegar a la conclusión de que no hay nada
llamado razón sino una cierta capacidad reflexiva que adecuadamente
disciplinada dentro de la forma lógica nos permite razonar, es decir,
pensar ordenadamente,lógicamente. Será más o menos racional una persona
según lo habitual que se le haga el razonar, es decir, el pensar
ordenadamente, y con ello es casi obvio decir que, puesto que gran parte
de la humanidad razona raramente, con gran desidia y escaso interés
por el asunto, vivimos en una realidad humana mucho mas estúpida que
racional.

Ahora bien, el concepto de capacidad, o aptitud, o competencia, debe
ser entendido como sinónimo de potencial o potencialidad y no de
otro modo…y a su vez, lo que entendemos por potencialidad no debe
verse más que como un sinónimo de potencia cualificada, es decir, de
potencia restringida a un cierto marco de determinaciones, a una
cierta cualidad o atributo constitutivo. Me explico: cuando decimos
que algo tiene la cualidad de rojo, tambien estamos diciendo que o
bien emite, o bien refleja la franja lumínica que percibimos como
tal color rojo, y que ésta es una capacidad o aptitud suya…y con
recíproco ejemplo, si decimos que un individuo viviente tiene la
capacidad de ver, con ello estamos diciendo que tiene la cualidad de
vidente. Las potencialidades de un ente no son otra cosa que las
posibilidades sujetas a sus cualidades inherentes y sus cualidades
inherentes son los modos concretos en que actúa de acuerdo a esas
posibilidades. La totalidad de su poder actuar, su potencia, esta
pues, según este considerando, determinada por la totalidad de su
ser determinado, de sus cualidades, de su existir concreto, dado.
Claro que el despliegue de esa potencia puede dar lugar a nuevas
cualidades en una retroacción continua entre tal despliegue y la
cualificación que genera y lo genera en el propio ente. Lo que
podemos entender por fijación es simplemente la permanencia e
insistencia de una dirección en el despliegue de la potencia, de
la indeterminación, de la futuridad. Y si se razona no se llega a fijar
nada llamado razón sino que se es cada vez un poquito más racional
en el sentido de haber adquirido cada vez más tal cualidad con su
sujeta capacidad de razonar, sin que nunca baste el esfuerzo para llenar
la copa del ideal razonador.

El sujeto esta en la acción….la capacidad está en la cualidad, la
potencia en el acto. No es casual que hayan llegado a ser
prácticamente sinónimos el estar cualificado con el estar
capacitado…el devenir etimológico arrumba intuiciones de
muchísimas mentes.

En cuanto a un posible pensar puramente irracional digo que no es
posible. No hay nada puro en realidad, la realidad es matiz. En todo
desorden hay algun orden, y en todo intento de escapar de la lógica
ya se encuentra uno en la lógica. El antirracionalista que se
propone como tal ha hecho al menos una negación, ha establecido al
menos una oposición, con lo cual, lógicamente, cae en la paradoja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: