Sistemática abierta

No se me ocurre como exponer cerradamente una receta metodológica para una sistemática abierta pero de todos modos, ¿porqué no presentar al menos una receta? Esto ya da la pauta de lo que podría ser una metodología abierta: no dar la espalda a ningún método. Y esta es la receta que se me ocurre presentar, de manera improvisada y dificilmente completa o bien estructurada:

1)Revisar los pilares: Toda estructura conceptual mas o menos potente tiene un núcleo de categorias, de conceptos primitivos…tener conciencia de ellos, explicitarlos, ampliarlos, pulirlos, regenerarlos…es una tarea necesaria para dar permanencia y fluidez a nuestras reflexiones. Conceptos tales son: acción, materia, forma, potencia, existencia, sujeto, ley, fuerza, función, permanencia, necesidad, etc.

2)No permanecer en la reducción: No reducir permanentemente cualidades a cantidades, vida a existencia inerte, existencia espiritual a existencia irreflexiva,etc. lo cual quiere decir a su vez no confundir el modelo con lo modelado. Y sin embargo, reducir momentáneamente para destacar esquemáticamente algún aspecto de la realidad.

3)Evitar las falsas oposiciones y tener siempre presente los matices de la realidad, llevando esos matices al pensamiento y con el pensamiento.

4)Ni el análisis que olvida reencontrar en una unidad las partes que se han distinguido ni la síntesis que difumina e identifica al punto de que ya no se consideran las diferencias más que como una apariencia o una molestia. Por lo tanto, movimientos de análisis, agresivos y exhaustivos, por un lado, y movimientos de síntesis que recojan los deshacimientos de esos análisis. Ser cruel y compasivo, diacrónica o sincrónicamente, con la realidad. Redimirse siempre.

5)No reprimir el arranque poético especulativo sino dejarlo crecer hasta que, habiéndose remontado lo más lejos y alto posible, podamos descender luego sobre alguna consecuencia concreta. Una idea nueva no es una mera intuición sino el arrastre poético y la deposición sedimentaria de meditación tranquila combinadas. El flujo poético por si solo no hace a la especulación filosófica pero permite el agolpamiento refrescante de lo novedoso en los depósitos del lenguaje. Renunciar al vuelo de la imaginación es renunciar a lo que renueva, a lo que abre. Sin poesia nuestra cabeza se chamusca y reduce a sistema.

6)Dispersarse y no solo concentrarse: Hay que navegar internetianamente el mar de datos, usando como proa de navegación un bagaje de conceptos lo mas simple y potente posible (simplicidad y potencia, por otra parte, no son fáciles de obtener conjugadas). La dispersión continua no nos debe impedir la detención y conceptuación puntual. Una aprehensión tentacular: captar el punto y absorberlo en nuestra sistematicidad.

Anuncios

5 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. María Vidal
    Nov 17, 2010 @ 04:43:20

    Esto me parece un Manifiesto filosófico. Si fuera más literario, sería una Poética. Dice el qué y el cómo, señala caminos por los que transitar enumeradamente:
    1) Revisar,
    2) No permanecer ,
    3) Evitar,
    4) Ser cruel y compasivo, Redimirse y
    5) Dispesarse y no solo concentrarse…

    Estos verbos del quehacer, el deber ser, están fundamentados.
    Pero me pregunto ¿tanto método? ¿Y el mero pensar y discurrir? El papel de la poesía está considerado adecuadamente, según mi entender. Pero veo como todo en un “justo medio” – ni tanto, ni tan poco- que no me convence, menos a modo de Preceptiva.

    Saludos y gracias. María

    Responder

    • fernando-g
      Nov 17, 2010 @ 10:57:13

      En realidad, María, al comienzo del escrito aclaro que una sistemática abierta no podría expresarse cabalmente a través de un esquema…pero paradojalmente para ser la tal sistemática abierta debería considerarse como uno de sus posibles métodos la labor de esquematizar. El esquema, pues, que presento, no es definitivo, y una sistemática abierta no puede reducirse a él.

      Con respecto al papel de la poesía aquí…pues no puede ser un papel sin restricciones…pues la filosofía podrá ser poética pero no es poesía.

      Si dices que este esquema no es satisfactorio…pues admito desde el principio que no lo es…

      Un abrazo, F

      Responder

    • fernando-g
      Nov 17, 2010 @ 11:12:50

      Al releer tu comentario se me ocurrió aclarar que el mero pensamiento, el mero discurrir, es lo mismo que hace la mayor parte de la humanidad opinadora la mayor parte del tiempo…un pensamiento inconducente…que no investiga, que no razona, que no se exige a si mismo, que NO enfila hacia la realidad, que no se atreve a jugar con el lenguaje y crear nuevos conceptos…la apertura no puede dejar de lado la sistematicidad si queremos que el pensamiento tenga frutos…o que sus frutos sean algo más que una racionalización constante de prejuicios.

      Un abrazo, F

      Responder

  2. María Vidal
    Nov 17, 2010 @ 15:25:03

    Puede ser que tengas razón, Fernando. Cierta sistematicidad (y agregás “abierta”) es necesaria. Pero vi tu propuesta demasiado -como lo que anotás-, como esquematizada, como una prescriptiva. Pero entiendo tu esfuerzo y lo apoyo. Sé poco de filosofía…mi campo es la literatura donde también, para su estudio (tal vez no para su producción), se requiere de cierta sistematicidad o de diversidad de teorías (en plural) que den cuenta de estos textos, textos que pueden ser leídos en clave de una u otra o de manera ecléctica: no caóticamente.
    Gracias por tu respuesta, siempre lúcida.
    Un abrazo, María

    Responder

    • fernando-g
      Nov 17, 2010 @ 15:45:46

      Básicamente, María, el nombre mismo de la propuesta contiene ya el tironeo de los extremos y su puesta en juego dinámico…una pura apertura del pensamiento es lo mismo que un fantaseo sin forma…puede que apropiado para lanzarse intuitivamente…pero después de la cosecha intuitiva…¿no hay acaso que plasmar de algún modo lo intuido? Allí es cuando es necesaria alguna clase de sistematicidad. Y viceversa…la sistematicidad convertida en aspiración al sistema…es anquilosante, entumece la mente….y recuerdo en este momento la sugerencia de Vaz Ferreira de evitar el pensar por sistemas…y limitarse, menos ambiciosamente pero con mayor utilidad para la vida…el pensar por ideas a tener en cuenta.

      Un abrazo, F

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: