La inducción como analogía iterada

Al pensar que la inducción es una analogía iterada que se proyecta hacia una totalidad pasó por mi mente algo así…

El sol se parece a un plato que se parece a un limón que se parece a una canica que se parece a un grano que se parece a un punto que se parece a un destello que se parece a un rayo que se parece a una vara que se parece a una serpiente que se parece a un cordón que se parece a una rama que se parece a un tronco que se parece a una columna que se parece a un brazo que se parece a un látigo que se parece a un clavo que se parece a un alfiler que se parece a una pestaña que se parece a un arco que se parece a un circulo que se parece al sol.

Pero la analogía inductiva (si la inducción es una analogía iterada y afirmo que así es) exige no solo la continuidad conceptual que permite ir de un elemento a otro de la serie de objetos considerados sino una cierta permanencia, una cierta invariancia a través de toda la serie. No hay una invariancia tal, a no ser una muy abstracta, en una serie tal como esta en la que se va del sol a un látigo. Podemos decir que una analogía iterada es inductiva solo si la serie que recorre presenta al menos una cualidad que se mantiene constante, invariante. Claro que para establecer una ley inductiva es necesario que la serie sea enteramente recorrida por al menos dos cualidades invariantes, una de las cuales puede entenderse como pauta causal de la otra en todos los objetos. A partir de las cualidades invariantes que recorren la serie de objetos considerados en una inducción, llamados casos o ejemplos, es que se realiza la proyección hacia la totalidad de los posibles objetos con tales cualidades. La totalidad considerada es una individuación basada en la identificación de las invariancias que recorren la serie y la continuidad analógica de la misma. Se trata de una totalidad considerada a partir de la homogeneidad de sus constituyentes y no de su heterogeneidad, por lo cual puede afirmarse que el razonamiento inductivo subordina la analogía a lo identitario y se haya muy lejos de poseer la misma libertad creativa que existen en las formas no inductivas de abducción (supuesto que la inducción es un modo rústico de la abducción).

Al margen: Cabe suponer que existe al menos un recorrido completo a través de todos los objetos de nuestro acerbo conceptual, con lo cual una continuidad de nuestra potencia mnémica, posibilidad que de cierta manera sugiere la unidad analógica de nuestra mente y tambien de nuestra experiencia en…¿Sugiere también la unidad (heterogénea y sin invariantes) del universo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: