La tiranía democrática

La educacion doctrinaria puede sustentar una tiranía con mucho mayor eficacia que el ejercicio de la represión brutal por parte de unos gobernantes sin escrúpulos que no tuvieran en cuenta la necesidad logística de hacer que su tiranía sea refrendada de una manera al menos displicente por la mayoría…es decir que una tiranía democrática (basada en el consentimiento mayoritario) tiene que desarrollar tarde o temprano la educación doctrinaria y encuentra en ello su éxito relativo respecto de una tiranía basada en el simple artilugio de la amenaza o la fuerza. Si a ello se le agregan tácticas de manipulación de masas como la propaganda a través de los medios masivos de comunicación, la censura de la información alternativa, el bloqueo comunicacional con el exterior, etc., no solo se tiene una tiranía eficaz sino largamente perdurable, que incluso puede refrendarse cada tanto con votaciones no concretamente manipuladas sino solo psicológicamente.

Una tiranía democrática tiende a perpetuarse no por el mero ejercicio del poder sino por el reclutamiento continuo de las voluntades. Su gran punto débil es, por lo tanto, la pérdida del carisma de los gobernantes y la vejez de la doctrina inculcada…No es cierto, en cambio, que una tiranía democrática pueda desfallecer por el mero hecho de ser una tiranía, pues ella puede mantener la efervescencia democrática, el aliento de continuidad y emotiva adhesión, e incluso conducir al pueblo tiranizado por el camino de los beneficios estratégicos aunque sea al costo de la libertad personal.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Enrique Francklin Echegoyen
    Nov 25, 2010 @ 18:59:56

    Una tiranía democrática suena mal, no obstante si es posible que se de ( y si que se da ), pero desde el punto de vista de la manada que sigue avalando voto a voto, verso a verso a quienes se postulan como gobernantes, como adormilados tras la consigna prometida-la democracia-la revolución social-las panaceas participativas y otros monumentos de la sociedad humana.

    Saludos

    Responder

    • fernando-g
      Nov 26, 2010 @ 15:23:39

      La cuestión es bastante sencilla de definirse. En primer lugar está claro que una mayoría, aún una mayoría unánime, no ofrece garantías por el mero hecho de serlo de su grado de conciencia, responsabilidad, compromiso, etc. con la toma de decisiones política. Y en segundo lugar las mayorías pueden construirse actualmente usando el gran aparato mediático desde el vértice de un grupo minúsculo de corporaciones mediáticas muy poderosas y que representan los intereses de un sector extremadamente minoritario y ambicioso de la población mundial…el de los supermillonarios. Si unimos lo uno con lo otro tenemos lo que he llamado tiranía democrática.
      Abrazo y gracias por tu comentario, F

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: