La mirada absoluta de la mente perfecta

bebe-frente-al-espejo

Cuando abrimos los ojos…fijémonos claramente de qué se trata…hay un exterior hacia el que se abre nuestra mirada. De modo que miramos desde un adentro, un adentro que no podemos mirar si es que nuestra mirada efectivamente consiste en un abrirse, en una apertura hacia un mundo que está allí afuera. Toda mirada es así algo aparentemente simple pero el juego del adentro y el afuera no es, en realidad, nada simple. El que nos mira desde el afuera de nuestra mirada ve nuestros ojos abiertos allá afuera, meros objetos en el espacio con el relumbrón de una mirada…glóbulos oculares en sus respectivas órbitas. De modo que el que nos mira descubre que nuestra mirada no se abre desde un adentro, sino que solo se abre en un afuera respecto de su mirada, respecto de su propio interior. Pero le devolvemos el favor mirándolo cuando nos mira y resulta que el afuera suyo niega nuestro adentro y el afuera nuestro niega su adentro…y el interior desde el cual creemos estar viendo el afuera así impuesto sobre nosotros y sobre todo…se convierte en un fantasma. Los ojos se abren afuera y hacia afuera…sin adentro real, sin interior desde el cual poder mirar. Y si no hay interior desde el cual mirar, si solo hay ojos allá afuera en sus órbitas, miles de millones de ojos en un afuera absoluto, entonces ¿cómo es posible que el mundo sea solo ese afuera sin adentro…o cómo es posible que lo exterior sea posible sin interior? Recuperemos el aliento y prosigamos…¿desde donde parten esas miradas, esos miles de millones de miradas? Todas miran hacia el mundo…PERO TODAS MIRAN TAMBIÉN DESDE EL MUNDO. Es decir, de lo que se trata es de que el afuera solo es afuera absoluto porque hay un adentro absoluto desde el cual parten todas las miradas…el interior absoluto del MUNDO QUE OBSERVA. Es decir, EL MUNDO SE OBSERVA A SI MISMO, y los ojos y las miradas son solo mediaciones de esa autoobservación pavorosa. Cuando abrimos los ojos algo sobrecogedor ocurre…el universo se convierte en un espejo total…donde lo que mira y lo que es contemplado son lo mismo escindiéndose en dos caras…las caras de una misma moneda…una moneda muy especial, con una cara absolutamente interior, y una cara absolutamente exterior. El mundo no es solo lo observado, de eso debemos tomar conciencia, sino que el mundo es también LO QUE MIRA, EL COGNOSCENTE QUE CONTEMPLA…el universo está despierto, con los ojos abiertos, mira…persiste en mirar…y lo que mira…es el propio universo. En esto somos el vehículo de su absoluta mirada total, un vehículo particular y efímero de su persistencia en mirarse, en contemplarse, en conocerse a sí mismo. Lo que anonada es comprender que esta autoobservación total no se produce como si alguien se estuviera contemplando en un espejo allá afuera sino como si el espejo, el que contempla y lo contemplado fueran lo mismo en una reflexión circular infinita que se retroalimenta…En efecto, ¿como ha surgido el ojo que mira? Algo nos dice que la intención de mirar no existió antes que el ojo y que no hubo mirada antes que la intención de mirar estuviera allí…es decir, que la intención de mirar, el ojo y la mirada, todo advino en una unidad indiscernible, como si al mismo tiempo que la intención de mirar crease el ojo, el ojo crease la intención de mirar, y ambos fueran creados a su vez por la mirada…que es una creación del ojo y su intención. Pero…¿por qué el mundo se contempla a sí mismo, a que viene esta autoobservación? Es claro que el mundo tiende a conocerse a si mismo…que el Universo evoluciona hacia una autoconciencia que ha caído en su propia espiral…ya que el autoconocimiento amplia al cognoscente y este a su vez se expande en un mayor autoconocimiento…las preguntas generan respuestas…y estas se abren a nuevas preguntas que generan nuevas respuestas….y así infinitamente…el Universo tiende, pues, hacia un vórtice de autoconocimiento absoluto…un autoconocimiento absoluto en el que la mente más perfecta posible contemplará el objeto más difícil de entender y contemplar…ella misma.

Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Eduardo Coli
    Jul 29, 2014 @ 01:52:30

    Estimado Fernando, me es muy removedora tu reflexión.

    A mi se me ocurre pensar y sentir que miramos el mundo desde la oscura y mas excéntrica eternidad exterior. Miramos contemplamos desde lo mental, lo mental es un ámbito que escapa a lo real. O que puede escapar a lo real.

    Nos quedamos atónitos antes lo que vemos, ante eso que se nos da a ver, que se nos revela delante y a través de los ojos en tanto nos permite ver.

    El águila /deja de ser águila /sin su montaña/ sin su extensión / intimo interno estar / infinito ser / continuo reverdecer / resurgir / renacer / de sierras y cañadas / de amaneceres y planicies.

    El hombre / como el águila / cuando se parte / desvincula / deja de palpitar / sentir / el entorno/ su mundo / intimo/ mágico / interno/ ser/

    Pero el vuelo /del hombre / es mas hermoso y extenso / intenso / porque se extiende / se reconoce /en el todo /

    Lo que nos hace /maravilloso / esa posibilidad / incomparable / de compartir /con cada una / de las especies/ aspectos / momentos / del mismo único / interno /intimo /sagrado/ prometedor / útero / ser / de todas las cosas /

    Que nos hace / única e in repetida / la posibilidad / legado / lenguaje /vuelo /de ser/ hombre /en voz / en todo.

    8)

    El interior del ser desconoce la paz / la quietud / la inmovilidad / porque no ha muerto y esta vivo/

    En el interior del ser/ hay guerra / hay compromiso / hay errores y horrores /
    Hay pasión y amores/ hay trabajos constructores / y acciones destructoras /

    En el interior del ser / nada se pierde / nada se escapa /a excepción del hombre /

    Es la lucha /es el dolor / el fracaso / el triunfo /lo es todo /o casi todo / el interior del ser /

    El peligro gravita / en quien no reconoce el ser / en quien escapa a su compromiso / y se refugia tras la piel / robándole de a poco / desde su madriguera /desde su nada /desde su escape / escondite / imaginario /

    Son pequeños y serán pequeños / los que consumen al ser / sin participar de él / no pasarán de pequeños / microbios / parásitos /

    Los que no ven en los otros / y en la tierra / el ser / su ser / los que no poseen evolución / porque no la habitan / al margen de ella / de ella no participan.

    Hay una diferencia entre ver el ser, y asumir el ser, entre ver el transcurso de la vida y la muerte, y asumir la vida y la muerte, entre contemplar la creación destrucción, y asumir la creación y destrucción.

    Subsiste la oscura posibilidad mental de negarnos al mundo y que no queramos nada, con asumir y participar del mundo.

    De nuestro único y concéntrico interior, la mente es eso, un estado periférico, limitante, que nos permite eso, de que no queramos nacer hacia el mundo, y solo nos limitemos a observarlo desde nuestra extrañeza y desconfianza, en función de nuestra muy prospera y productiva negación mental.

    En tanto de que no queramos vivir y protagonizar mentalmente el mundo, en tanto que lo neguemos, o que nos quedemos impávidos, especulando sobre el mundo, construyendo toda calce de cosas, hipótesis y teorías. Como construcciones mentales sobre el origen del mundo, sobre que es el mundo.
    La realidad que constituye al mundo, en tanto que también como cuerpo, neguemos nos neguemos al cuerpo, es decir como parte del mundo no reconocido negado, que también nos constituye, sin participar de él.

    Y nos permite más cosas aun, de que tomemos al mundo negado, no reconocido, como el centro de nuestro ser y posibilidades de ser, para torturarlo, empelarlo, explotarlo como objeto, centro mental de nuestro ser y hacer mental, en función de someterlo a nuestros intereses, miedos y deseos.

    9)

    Desconozco el exterior
    la indiferencia del ser
    cuando abro los ojos
    me contemplo por dentro
    lleno desbordado de seres
    huellas, símbolos y claves
    de colores y formas múltiples

    Viajo en las reestructuras
    Desplazamientos, movimientos
    de mi propio interior
    me rescato y extraigo
    de sus perfiles combates
    amores y luchas

    No manejo su mecánica
    ni sus tormentos
    tormentas
    nada escapa a mi interior
    aunque sé que de él y de mí
    hay gente que escapa
    se va lejos al exterior
    interior absurdo
    de sus indiferencias
    y ficciones

    A esta gente es difícil llegarle
    o que reconozca una fría y mágica
    lluvia otoñal
    como parte de los fenómenos
    internos que propician su yo

    Para estos fantásticos
    les es esencial pudrir el interior real
    puro y sagrado de uno
    porque necesitan del auxilio
    de la fermentación y contaminación
    alucinógena de la realidad

    como droga para huir y escapar
    a través de sus efectos
    de la comprensión consciente de sí mismo

    Estimado Fernando, como siempre excedido.

    Te mando un abrazo.

    Responder

  2. FG
    Jul 29, 2014 @ 12:15:30

    Algo así decía Schopenhauer sobre ese interior absoluto que la exterioridad reafirmada por el propósito de una objetividad-racionalidad suele negar…el interior absoluto como voluntad absoluta…como un poder ser, una potencia de ser universal, poética en su creatividad….pero el la llamaba ciega, sorda y muda…y sin embargo aqui, sostengo, y parece que tu sostienes, que la ceguera era de Schopenhauer que la imaginaba ciega y también la de aquellos que imbuidos del deseo de tener, poseer, controlar y manipular la vida objetiva-racionalmente. De ese interior absoluto, que es algo más que voluntad, que es potencia formativa y generador de conciencia, que es mirada absoluta y proyección de criaturas y abundancia de formas…que es profundidad formativa tanto como pre-formativa…surge un propósito que nos alberga y nos empuja evolutivamente, que nos arranca de nuestra inercia egocéntrica y nos devuelve a la ola cósmica de la vida-muerte con un sentido que nos comprende pero que no podremos jamás retener, dominar o desviar.

    Saludos, Fernando

    Responder

  3. Eduardo Coli
    Ago 01, 2014 @ 00:44:03

    La mente lo mental es un ámbito o un campo regido por la acción entorno a toda cosa que muestre, demuestre, poseer, un grado de singularidad, como diferenciación y autonomía, de un ente, un cuerpo, en cuanto a moverse y aprovecharse de su entrono, mundo, para valerse y ser, en su clara diferenciación espacial- temporal, a partir del manejo y la utilización, como disposición mental, de tales posibilidades, entorno.

    De aquí que entienda que haya, o subsista un campo, un ámbito, de actividad mental, en torno de una célula, una semilla, un árbol, un insecto, un gusano, un humano.

    Por ejemplo, a mi entender, el cuerpo humano esta dividido, como separado de su medio ambiente por tal ámbito, campo mental. Que por ejemplo, lo diferencia, protege, lo salvaguarda, lo defiende, de las condiciones tan paradigmáticas como contradictorias del medio ambiente, del mundo que lo provee de la sustentación vital.

    Permitiéndose la autonomía y el manejo operativo, especulativo, como parcial y relativo de su mundo y circunstancias.

    El yo operativo como la organización y el manejo de la conciencia, se organizan aquí, en tanto que obedecen al campo mental, se encuentran estructuradas en el campo mental.

    De lo que se infiere que el propio cuerpo como el supuesto mundo exterior, son objetos y realidad tan extrañas como exteriores a la compleja acción mental, o para la compleja acción mental, que en si misma es un ámbito mediador y diferencial, que no se percibe a si misma, si no que se infiere de su existencia.

    De tal razonamiento deduzco, infiero, en tanto que especuló y afirmo que la mente es algo exterior a la vida-muerte a la creación y destrucción constantes que tanto acontecen por igual dentro del cuerpo como por fuera del cuerpo, acción, dialéctica, constituyente del medio y todas las formas vivas que le integran en tanto que del mundo manifiesto, o de la supuesta realidad de todo el mundo tangible a la mente.

    Yo mentalmente me puedo, realmente mantener al margen de este mundo de esta realidad exterior de la que me extraño, de al que dependo, de la que me valgo, a la que objetivo, a la que conceptualizo mentalmente, para disponer mentalmente, personal y colectivamente, de su manejo.

    Es una decisión mía, en tal sentido absolutamente mental, desde la periferia marginal de lo mental, a partir de los procesos y las operaciones de mi yo y conciencia, aducir que el interior de mi vida se extiende o empieza del límite o a partir del límite marginal periférico de mi mente hacia el mundo concreto de lo visible, en tanto que mentalmente puedo mantenerme ajeno, indiferente, o como mero espectador, observador, o pasivo consumidor del mundo y la realidad que me constituyen, de la que dependo, que mi especie, regida dominada por la acción de lo mental, indiscriminadamente irresponsablemente, sin pruritos, ni remordimientos, explota y maneja.

    La gente normalmente asume que mentalmente esta en el mundo, la realidad, y yo afirmo que mentalmente estoy fuera o por fura del mundo y la realidad, que mentalmente no puedo integrar, aunque si mentalmente la pueda manejar , como disponer mentalmente, por ejemplo como dispongo de mi cuerpo, como de ciertas condiciones medio ambientales, para fines y objetivos absolutamente mentales.

    Es más, tanto esto es así que tengo que aprender a manejar, sujetar, reprimir, gobernar, dominar y disponer del control y el dominio mental de lo que por tal motivo considero mi cuerpo.

    Como la mente se encuentra del lado de afuera de la realidad, mediando y estableciendo, en tanto que creando y sosteniendo la diferencia, que caracteriza a toda forma de singularidad, en tanto que estableciendo y ejerciendo el ámbito de la supuesta autonomía.

    La mente tiene que si o si interiorizar la información, construirla, hacerla mental, convirtiéndola en un producto, en algo manejable, operable, a partir de la codificación, una codificación representativa del supuesto y extraño mundo exterior, cifrándola mentalmente, por virtud de ciertos logros capacidades mentales, como digo para manejarla y disponer mentalmente de ella, o del supuesto conocimiento cifrado, codificado, concerniente al muy extraño mundo exterior.

    Como ya hay toda una muy larga y extensa codificación representativa, como conceptual y discursiva, en equivalencia con lo que es y representa el extraño mundo exterior, el mundo se ve, y se entiende, se enseña como tal, en tanto que se maneja y dispone de el por tales categorías conceptos.

    Quiero decir que no vemos el mundo a partir de la capacidad innata de nuestra propia mente, por medio de nuestra invención, construcción, capacidad de crear, dar y sostener, en tanto que presentar- representar a otros, una representación de nuestra invención. Por medio de una plausible codificación conceptual inusual, si no que lo vemos lo tomamos y lo manejamos por toda una lagar serie de convenciones mentales, categorías subyacentes o ya existentes, en tanto esto, manejadas, difundidas, empeladas, y explotadas por siglos, por todos los discursos dominantes, de aquí que se haga, o se hace algo muy difícil ver- concebir crear originar algo nuevo, como una interpretación más lograda equitativa justa del mundo que nos envuelve sustenta.

    En tanto que el ver desde el punto de vista de lo mental esta asociado a la creación construcción, como interpretación mental subjetiva del, o de los, supuestos sentidos y significados subyacente del mundo y la realidad.

    En tanto que los interese y las aspiraciones de lo que sea el mundo y la realidad, lamentablemente escapan a las aspiraciones de lo mental, que valdría decir lo humano.

    De aquí estimado Fernando; pienso, puede ser que equivocadamente, que mientras no se pueda establecer o logra una definición, más que una definición un modelo operacional-representativo del supuesto ámbito, campo, absolutamente dinámico, intangible, como oscuro de lo mental y su implicancia, seguiremos a tientas dándonos y dándonos bastonazos de ciegos.

    Un abrazo, Eduardo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: