Demostración de que el hombre es el sexo débil

(Aclaración: este texto define sus términos, y NO SE REFIERE A CUESTIONES DE GÉNERO sino que es una consideración fenomenológica en torno a la figura del hombre y de la mujer como formas biológicas del ser humano)

cap

Primer Acto: ACTO REPRODUCTIVO

El acto reproductivo consiste para el hombre en el acto de fecundación, el coito, y ese es todo su papel al respecto. El papel reproductivo de la mujer es mucho más complejo, comienza con el acto de fecundación, continua con todo el proceso de gestación y culmina en el parto (la crianza queda fuera de esta consideración).Como la participación del hombre en el acto reproductivo es fugaz y mínima, podrá si es su deseo desentenderse física y mentalmente de lo que ocurrirá en el resto del proceso, quedando libre de proceder a fecundar a otras mujeres. La mujer en cambio queda sujeta física y mentalmente al proceso desde su inicio hasta su culminación, con compromiso importante de todo su organismo, sus estados psicológicos y generando emotividad inmediata en relación a sus hijos, emotividad de la cual el hombre podría prescindir si quiere. Ello hace que para la mujer el acto reproductivo sea mucho más relevante que el mero acto de fecundación y no pueda considerar la repetición del acto de fecundación con tanta soltura como el hombre. En fin, que el hombre como agente reproductor gira en torno a la repetición del acto de fecundación (el coito) y por eso le dará relevancia, mientras que la mujer gira en torno a todo el acto reproductivo, con mucho mayor compromiso físico y mental, dándole menos relevancia al acto de fecundación. Por otra parte el hombre puede aspirar como reproductor exitoso a fecundar rápidamente a todas las mujeres posibles en condiciones sociales favorables, para lo cual la naturaleza lo ha dotado, mientras que la mujer puede limitarse a un solo hombre para traer al mundo todos los hijos posibles. Ello quiere decir que la mujer puede conformarse fácilmente a la monogamia para convertirse en reproductora exitosa aunque pueda admitir muchos hombres para su fecundación (la poliandria no le significaría, sin embargo, ventaja reproductiva alguna) pero el hombre se potencia claramente como reproductor a través de la poligamia.
Aclaración: Llamo éxito reproductivo al logro de la mayor cantidad de hijos, sin tener en cuenta su relación con cuestiones sociales.

Segundo Acto: CRIANZA

Dado que la mujer tiene un mayor compromiso mental-emocional-físico con el acto reproductivo y que esto le permite generar lazos inmediatos de afecto con sus hijos, ello quiere decir que la crianza será prerrogativa de la mujer biológica en relación al hombre biológico. Además, ella es responsable del amamantamiento.Bajo estas condiciones sin embargo la participación del hombre en la crianza queda supeditada a las condiciones sociales más o menos favorables. En una sociedad donde se practique la poliandria el hombre no tendrá lazos afectivos con sus hijos pues no sabrá si en efecto es el padre, de modo que habrá tendencia a que la mujer sea la criadora mientras el hombre tendrá un papel de protección externa del proceso, protegiendo a la mujer y a los hijos sin considerar lazos especiales (es, me parece, la estructura matriarcal). En una sociedad poligámica será más fácil que el hombre reconozca su lazo con sus hijos y atienda a su crianza, pero tendrá que imponer la condición de fidelidad a sus mujeres para asegurarse la identidad de padre. Una sociedad tenderá a ser poligámica cuando está expuesta a guerras, como en el caso de los nómadas árabes que dieron lugar al islamismo, ya que en ese caso los hombres pueden adoptar la costumbre de quedarse con las mujeres de los fallecidos. Sin embargo, podrá limitarse a ser mero rector de la crianza ya que sus varias mujeres podrán encargarse por si mismas de todo (es el caso patriarcal poligámico). Una sociedad monogámica dará mucho más oportunidad a que el hombre actúe como criador de sus hijos, y la fidelidad en este caso tenderá a ser requerida por ambas partes, la mujer la requerirá para disponer constantemente de un hombre para su éxito reproductivo y para que colabore en la crianza, y el hombre la requerirá por el mismo motivo que el polígamo, es decir, para asegurar su identidad de padre. La fidelidad, entonces, no funciona de la misma manera para el hombre que para la mujer, pues la mujer no verá afectado su éxito reproductivo si el hombre se permite infidelidades pero permanece junto a ella como criador, es decir, si la prioriza, mientras que el hombre puede convertir la fidelidad de la mujer en una gran preocupación pues puede llegar a creerse menoscabado o estafado como reproductor si estuviera criando hijos de otros hombres (el caso patriarcal-monógamo). Existen muchas otras situaciones, pero no las consideraré aquí.

Tercer Acto: SACRIFICIO

La mujer tiene prioridad tanto en el acto reproductivo como en la crianza con respecto al hombre como se puede ver por lo dicho anteriormente, de modo que el hombre es mucho más prescindible que la mujer a los fines de la reproducción. La humanidad podría continuar existiendo sin problemas con un mínimo grupo de hombres fecundantes y una mayoría abrumadora de mujeres portadoras de óvulos (una utopía que algunos textos de ciencia ficción han investigado). En virtud de ello la naturaleza misma ha organizado las dos formas biológicas de tal modo que el hombre es más sacrificable que la mujer. ¿Qué quiero decir? Bueno, como la vida biológica triunfa básicamente cuando se reproduce con éxito, y como la mujer tiene un papel reproductivo central, el hombre está dotado de mayor fuerza física y agresividad que la mujer a fin de que actué como protector de todo el proceso, protegiendo tanto a la mujer como a los hijos, pudiendo sacrificarse a si mismo en guerras o otras conmociones de sobrevivencia con más facilidad que la mujer, la cual a su vez está más dotada de resistencia emocional e incluso fisica (esto último se comprueba por su mayor longevidad promedio). La mujer tiende a esperar que el hombre acometa los sacrificios humanos necesarios para sobrevivir al ataque de enemigos o a situaciones de catástrofe natural, etc. y el hombre tiende a realizarlos él primero en beneficio de las mujeres y de sus hijos (a veces, sin embargo, las mujeres pueden tomar la iniciativa como último recurso cuando la amenaza es muy grave). Esto es natural ya que el hombre está dotado física y emocionalmente de mejor manera para ese fin y porque su papel en la reproducción humana es bastante exiguo y prescindible. En fin, que EL HOMBRE ES SACRIFICABLE, es decir, disponible para la muerte, prescindible, parcialmente sino totalmente descartable.

Cuarto Acto: EL HOMBRE ES EL SEXO DÉBIL. Desde el punto de vista social el hombre puede empoderarse de muchas maneras pero la vida radica su poder en el éxito reproductivo y por lo tanto la mujer tiene el principal poder, que es el poder biológico.

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. FG
    Feb 01, 2016 @ 00:01:46

    Algo interesante de considerar es que el militarismo, a escala local o mundial, es una expresión social del papel del hombre como ser humano sacrificable, es decir, el militarismo ideologiza y hace socialmente aceptable el ser para la muerte del hombre. Que haya una tendencia dentro del militarismo a incorporar mujeres a esta condición de sacrificables es un síntoma de regresión social y no de progreso. El fin del militarismo seria favorable ampliamente a una mejor condición social del hombre y representaría un gran avance de éste en el sentido de mejorar su experiencia vital. Por supuesto que este beneficio se extendería a toda la humanidad sin distinciones.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: